Xelhá, zona arqueológica

México - México, Quintana Roo


#Museos | #ZonasArqueológicas | #Haciendas

Xelhá funcionó como puerto del gran reino de Cobá

Su nombre corresponde a la denominación maya compuesta por xel, pedazo, entrada, y há, agua; es decir, “entrada de agua”, en clara alusión a la geografía del lugar. La caleta de Xelhá es una de las más importantes de la costa de Quintana Roo desde tiempos prehispánicos porque es un área natural de abrigo con un hermoso paisaje y una abundante flora y fauna. Está ubicada en un emplazamiento ideal para el desarrollo de actividades portuarias y seguramente fue muy conocida durante la última parte de la historia prehispánica de esta región.

Como en muchos casos de lugares mayas, se desconoce su nombre original, aunque pudiera estar relacionado con la información que relatan algunas fuentes españolas a su llegada a la península de Yucatán en 1527. Según estas versiones, tras un recorrido por la costa del actual Quintana Roo, los europeos detectaron que a menos de media legua de un pequeño pueblo indígena llamado “Xala” había tierra firme y un puerto que parecía favorable para los propósitos de la colonización. Los españoles desembarcaron en este sitio, al que Francisco de Montejo bautizó como Salamanca de Xala, combinando el topónimo español de su tierra natal con el local.

Localización

El sitio arqueológico se localiza a 115 kilómetros al sur de la ciudad de Cancún y 16 kilómetros al norte de Tulum, Quintana Roo, sobre el lado oeste de la carretera federal 307 Puerto Juárez – Chetumal. No debe confundirse con el Parque Xelhá, cuyo acceso se ubica en el sector este de la carretera mencionada.

Importancia

La historia de Xelhá puede resumirse en dos grandes periodos. El primero se ubica entre el Preclásico tardío y el Clásico temprano (100 – 600 de nuestra era) y corresponde a un tiempo en el que este puerto era el más grande e importante de la zona. Correspondiendo a su nivel, tenía hermosos palacios decorados con pinturas murales, que recuerdan la fuerte presencia que Teotihuacán tuvo en el área maya en aquellos tiempos.Xelhá tiene una gran importancia debido a que fue uno de los principales puertos comerciales de la época postclásica tardía. Como parte del recorrido que actualmente puede efectuarse, pueden observarse magníficos ejemplos de pintura mural, en particular en el llamado “Edificio de los Pájaros”, elaborados entre los años 200 y 600 de nuestra era. En el Grupo Jaguar puede también apreciarse un felino que da nombre al conjunto, el cual fuera realizado entre el Postclásico medio y el tardío (1200 – 1550).

Algunos opinan que en esa época Xelhá funcionó como puerto del gran reino de Cobá, ubicado tierra adentro, el cual, durante ese período fue una de las ciudades más poderosas de la península.

Se ignora la razón por la cual Xelhá cayó en desgracia a partir del año 600 de nuestra era, época en la que dejaron de construirse templos y palacios. Sin embargo, la ciudad y sus habitantes retoman importancia después del año 1200, cuando se edifican nuevas ciudades portuarias relacionadas con la gran actividad comercial que caracterizó al Postclásico. Nuevamente se edificaron templos y palacios, incluyendo una muralla que puede haber defendido a la ciudad de ataques marítimos.

Además, Xelhá es poco conocido por los visitantes debido a que los remite al centro de diversiones del mismo nombre, que actualmente ocupa el área de la caleta. Al respecto, es importante señalar que la visita a la zona arqueológica es independiente por completo de las actividades del parque.A la llegada de los españoles, Xelhá quedó casi abandonado. Muchos de sus habitantes murieron a causa de las nuevas enfermedades traídas por los europeos y otros huyeron del dominio español adentrándose al interior de la península. Ya para 1550 el sitio estaba en ruinas, completamente vacío.

Descripción del sitio

La zona que puede ser visitada consta de dos grupos. El de los Pájaros, que incluye al palacio en el que se conservan pinturas murales en las que destacan las representaciones al fresco de diversas aves de la región, así como un dios Tláloc de evidente estilo teotihuacano. Durante la construcción de la carretera en los años setenta del siglo XX fueron destruidos algunos murales.

Muy cerca de este edificio se encuentra un conjunto de plataformas bajas conocido como Grupo Lothrop, en honor al famoso investigador que estudiara por primera vez la arquitectura Postclásica de la costa oriental. Por sus dimensiones y características constructivas, y por tratarse de edificaciones muy poco comunes en la región, puede suponerse que se trate de plataformas ceremoniales, como las que tradicionalmente se utilizaban para bailes rituales en diversas regiones de Mesoamérica.

Un sacbé de 540 metros de longitud une a este sector con el conjunto denominado Grupo Jaguar, que incluye edificios construidos durante la última etapa de ocupación del asentamiento (el Postclásico medio – tardío: 1200 – 1550). Está integrado por cinco estructuras erigidas sobre una plataforma común, entre los cuales destacan la Casa del Jaguar, una típica construcción tipo Costa Oriental, posiblemente dedicada a ciertas actividades ceremoniales. Debe su nombre a la pintura de un jaguar descendente, que hace alusión al poder sagrado de los gobernantes y su relación con una de las principales deidades del Postclásico: el Dios E, divinidad del maíz, en su versión de dios descendente. Otros investigadores prefieren ver en esta representación a una advocación del planeta Venus.Durante el recorrido pueden verse los edificios conocidos como El Palacio y el Edificio de las Pilastras, que designan a dos amplias construcciones de tipo palaciego, con diversas habitaciones equipadas con banquetas, de clara vocación residencial. La forma final de los edificios es producto de diversas etapas constructivas, aunque la mayor parte de ellos parece corresponder al periodo Clásico tardío y terminal (600 – 1000 de nuestra era).

El Grupo Jaguar se complementa con el Edificio de las Alfardas, de estilo similar, en el cual pueden apreciarse restos de las típicas alfardas serpentinas que caracterizaron a algunos edificios ceremoniales de la época.

El Grupo Muelle, explorado de manera parcial, está ubicado muy cerca de la caleta que da nombre al asentamiento. Presenta varias plataformas de estilo costa oriental, así como una muralla que defendía a estas construcciones de la eventual incursión de enemigos de la ciudad. Es probable que este conjunto de edificios haya estado directamente vinculado a las actividades portuarias y de ayuda a la navegación, que constituyeron el sustento económico del asentamiento en tiempos tardíos.Las mencionadas edificaciones del Grupo Jaguar se levantan a un costado de un hermoso cenote, que pertenece a un amplio sistema de corrientes subterráneas subyacentes en el área de Xelhá. Este ojo de agua seguramente jugó un importante papel en el desarrollo de las ceremonias efectuadas en este conjunto.

Servicios

Estacionamiento, un área de expedición de boletos y guías certificados que ofrecen recorridos durante las horas de visita.

Costo de acceso

Entrada general: 42 pesos.

Horario

Lunes a domingo de 8 a 17 horas.

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This

Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. más información

La configuración de cookies en este sitio web esta configurada para "permitir cookies" y así darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web se entiende que acepta la configuración de cookies o también puede hacer clic en "Aceptar" a continuación, con esto usted está consintiendo su uso.

Cerrar